Solicita presupuesto online

¿Cantidad o calidad? ¿Cómo llego mejor a público objetivo?

Estás delante del ordenador. Vas a realizar tu hoja de ruta, tu planificación mensual de publicaciones en tu blog y en redes y te preguntas… ¿cómo puedo llegar mejor a mi público objetivo? ¿Con un mayor número de publicaciones o con menos post, pero de mayor calidad y mejor organizados?

Aunque la respuesta parezca sencilla, no lo es en absoluto. A mucha gente le pasa lo mismo que a ti. Es una duda que aparece cada vez que hay que planificar y realizar una estrategia, especialmente en redes.

Podrás pensar que, por estadística, si publicas muchas veces, llegarás a más gente. Pero, ¿qué pasa si escribes o publicas un contenido de calidad que le interese a más personas y que se haga viral?

Al final surge esta dicotomía que puede traerte de cabeza. Publicar muchas veces requiere de generar gran cantidad de contenido. Esto significa que estarás muy presente en las redes, pero corres el riesgo de agotar tu inspiración y de caer en generación de contenido poco interesante.

Incluso puede que pierdas en calado. Es decir, hay tantas publicaciones en el timeline que pasarán rápidamente delante de los ojos de tu público objetivo. Y, lo peor, que corras el riesgo de convertirte en spam.

En cuanto al contenido de calidad, siempre es el apropiado. Tanto en blogs, para posicionamiento en Google, como en redes, para visualización de tu público objetivo, tienes que generar publicaciones que interesen, que despierten a la audiencia.

Esto solo se consigue aplicando todos tus conocimientos y ciertas técnicas para que el soporte que elijas, bien texto, bien foto, vídeo o infografías no sean cutres. Además, debes seguir ciertas pautas horarias para publicar a las horas de mayor audiencia de tu público objetivo, y no sacar post al ‘tun, tun’.

Si, por si fuera poco, posees conocimientos de Inbaund Marketing y haces los ‘copys’ de manera persuasiva, el éxito de tus publicaciones se multiplica de manera exponencial.

Aunque, no podemos descartar la posibilidad de que, al intentar hacer un contenido tan bueno, emplees demasiado tiempo y la frecuencia de tus publicaciones sea demasiado baja.

Como decía aquel famoso anuncio de Pirelli, “la potencia sin control no sirve de nada”. Esto, aplicado a nuestro caso, se traduce en que, por muy bueno que sea tu contenido, si no publicas con periodicidad, no llegarás a tu público y podría olvidarse de ti.

O, a la inversa. Por muchas publicaciones que hagas y quieras correr y estar muy presente, si no son de interés, tu público no te tomará en serio.

A pesar de que pueda sonar salomónico y de que es un tópico, “la virtud se encuentra en el término medio”. Lo mejor que puedes hacer es mantener un equilibrio entre calidad y cantidad. Si logras esto, tus publicaciones gozarán de buena salud.

En caso de dudas, consulta con tu farmacéutico. Ya puestos, seguimos tirando de frases famosas y publicitarias. Y, para no cambiar, vuelvo a aplicarlo al caso del marketing: si no sabes por donde empezar a gestionar tu blog y tus redes, la solución está en Terceto.